Usted está aquí

¡A nuestro Antonio Aranda!

A pocos días de tu marcha, inesperada bien lo sabe Dios, quiero en nombre de la Thales, nuestra Thales, más que sociedad una familia a la que tanto tiempo dedicaste y amaste,  decirte algo.

El compañerismo, hermoso mosaico de verdad, se convirtió en amistad, querido Antonio. Ha sido como un árbol que crece con lentitud e imperceptible pero con seguridad manifiesta. No tendría sentido, si no hubiésemos aguantado y superado, las muchas adversidades que nos ha deparado la vida: he ahí el verdadero significado de la palabra AMISTAD que en ti se hizo, hermosa.

Antonio Aranda, amigo servicial, ya en el lugar de los Matemáticos Buenos, compartiste “día de funeral” con Dieudonné, Somerville y Nicolas Bernouilli.

Queremos recordarte con lo mejor que sabías hacer: enseñar. Sirva este video para escuchar tu brillante, y al  mismo refrescante, demostración de la Colisión de Partículas https://www.youtube.com/watch?v=evZzmZl-XZk

Tu ausencia no nos hará olvidar los buenos momentos vividos, al contrario, nos los guarda y nos los inmortaliza en el recuerdo. Muchas veces, desgraciadamente, la vida de nuestro entorno, y también de la familia, sí que nos los roba muchas veces y definitivamente.

Descansa en paz amigo.

Sixto Romero. 

Presidente SAEM Thales