Bebidas carbónicas y equilibrio químico



Todas las bebidas carbónicas contienen ácido carbónico disuelto en agua en equilibrio químico con CO2(g) según la reaccción:

 


Si abrimos un refresco se produce un desprendimiento de CO2(g) en forma de burbujas que pasa a la atmósfera, desplazándose el equilibrio anterior hacia la obtención de más dióxido de carbono (hacia la derecha), según el principio de Le Chatelier.

Si dejamos la botella abierta va perdiendo dióxido de carbono debido al proceso anterior hasta que no queda nada de gas disuelto.

Dicho proceso se favorece cuando aumenta la temperatura, ya que la reacción es endotérmica. Por eso se suelen tomar estas bebidas muy frías.