El Renacimiento

El Renacimiento fue el periodo de la historia europea caracterizado por un renovado interés por el pasado griego y romano clásico y especialmente por su arte. El renacimiento comenzó en Italia en el siglo XIV y se difundió por el resto de Europa durante los siglos XV y XVI. En este periodo, la dividida sociedad feudal de la edad media, caracterizada por una economía básicamente agrícola y una vida cultural e intelectual dominada por la Iglesia, se transformó en una sociedad dominada progresivamente por instituciones políticas centralizadas, con una economía urbana y mercantil, en la que se desarrolló el mecenazgo de la literatura, la educación, de las artes y de la música.
JORGE MANRIQUEDurante el siglo XV la producción literaria española aumentó de un modo espectacular. Los poetas más destacados de este periodo son Íñigo López de Mendoza, marqués de Santillana, Juan de Mena y sobre todo Jorge Manrique, quien en las Coplas a la muerte de su padre dio expresión perfecta a la aceptación cristiana de la muerte.
Las historias de los poemas épicos estaban reunidas en los romanceros, colecciones de romances que se cantaban con acompañamiento instrumental. Con las modificaciones introducidas por los juglares, el romancero adoptó su forma definitiva, ocupándose también de los acontecimientos de cada época.
 El humanista más destacado de la época fue el gramático y lexicógrafo Antonio de Nebrija, autor de la Gramática de la lengua castellana (1492). En este periodo cobró también forma definitiva la novela de caballerías española más famosa e imitada, el Amadís de Gaula (1508).
A semejanza suya se publicaron muchas novelas de caballerías durante el siglo XVI.
"La Celestina o Tragicomedia de Calisto y Melibea" (1499), escrita por Fernando de Rojas, es otra de las obras más significativas de la literatura española;

Los temas y ambientes de la poesía pastoril, junto con formas métricas italianas como el soneto, fueron utilizados por primera vez de manera habitual por Juan Boscán y Garcilaso de la Vega.
Garcilaso fue no sólo un innovador en el uso de la métrica italiana y los temas bucólicos, sino también un excelente poeta capaz de transmitir sentimientos auténticos en versos de una serenidad clásica.
La vida religiosa en España se intensificó a mediados del siglo XVI, en parte como consecuencia de la preocupación que sentían los católicos españoles por la Reforma protestante.

El primer gran poeta de este género fue fray Luis de León, en cuyos versos la devoción cristiana se conjuga con el culto a la belleza, el amor a la naturaleza y la búsqueda de la serenidad clásica característica del renacimiento.
De estas obras destacan "Vida retirada", una imitación del Beatus ille de Horacio, y las odas "A Salinas" y "Noche Serena". La Oda a Salinas está considerada como uno de sus poemas más hermosos.
En "Noche Serena" y en la "Oda a Felipe Ruiz" se percibe una nostalgia del cielo que hizo que algunos tratadistas lo consideraran como un escritor místico .Tiene obras de corte cristiano, como "En la Ascensión" o "Morada del cielo"
Considerado un maestro de la prosa castellana, su libro "De los nombres de Cristo" (1583) no es sólo una investigación sobre las Escrituras, sino también un estudio profundo y moderno de filosofía del lenguaje. En "La perfecta casada" (1583), obra que hay que considerar dentro de las características culturales de la época, describe las virtudes que deben acompañar a la mujer.
San Juan de la Cruz, contemporáneo de fray Luis, compuso lo que para muchos críticos son los versos más intensos y radiantes de la lengua española. En estos poemas intenta expresar -en términos de amor humano- la inefable experiencia mística de la unión del alma humana con Dios.
 
 
 
 
EDADES