EQUILIBRIO.

        Veamos unos sencillos ejemplos en los que el equilibrio no se cumple:

        Pero además, la suma de los momentos de todas las fuerzas que actúan sobre el objeto debe ser igual a cero. Supongamos un volante, en el que hay aplicada dos fuerzas iguales y de sentido contrario, tal y como el de la fotografía, ¿está en equilibrio?.

 

        Para calcular experimentalmente el centro de gravedad de una superficie plana, se construye una plomada (con un hilo y un peso). A continuación se coloca la plomada en un punto del objeto, de manera que este cuelgue libre, se traza una línea. Se realiza el proceso desde otro punto. Las dos líneas trazadas, se     cortan en un punto que es el centro de gravedad. Para saber más pincha en este enlace. Saber dónde se encuentra el centro de gravedad en una estructura es muy importante, ya que hará que esta sea estable o inestable.

Esta figura es estable, ya que la proyección centro de gravedad está dentro de su base, aunque al más mínimo movimiento se saldrá de él.
Esta figura es estable, ya que la proyección centro de gravedad está dentro de su base.
Veamos que le ocurre a la siguiente estructura cuando se le realiza un esfuerzo lateral que va modificando su inclinación:

Dale un empujón con el ratón:

        Imaginaros que la Giralda no tuviera una cierta elasticidad, como podría resistir vientos fuertes, o un pequeño terremoto.

¿Quieres ver qué le pasa a la Giralda ante un terremoto? Pues pasa el ratón por encima de ella.