IGOR STRAVINSKY


El más importante compositor (o "inventor de música") del siglo XX, ¡no podía dormir sin una luz encendida fuera de su dormitorio!.

Nacido en 1.882, sus primeras impresiones musicales las tiene de las canciones populares rusas que escuchaba. Comenzó a estudiar piano con 9 años, aunque su padre, cantante en el Teatro de la Ópera de San Petersburgo, no quería que su hijo siguiera una carrera musical, por lo que le hizo estudiar Derecho ( ¡igual que Telemann! ). Una vez licenciado, su pasión por la música le llevo a iniciar estudios con el famoso director del conservatorio, Rimski-Kórsakov y tres años más tarde estrenó un poema sinfónico, Fuegos artificiales. El empresario y animador Diaghilev, que luchaba por renovar los ballets, escuchó una interpretación de la obra y le entusiasmó, encargándolo que compusiera para los Ballets Russes : el resultado fue El pájaro de fuego, cuyo estreno en la Ópera de París en 1.910 hizo famoso inmediatamente a su autor; nunca antes se habían oído ritmos tan intensos, extraños y complicados y disonancias (algo que "choca", que crea un efecto de tensión) tan agresivas.

Cuando residía en la capital francesa conoció a Debussy, Ravel, Falla, Satie y a otros compositores y artistas importantes. Luego vino una obra maestra, Petrushka, aún más disonante, y cuando contaba 30 años de edad se representó por 1ª vez su ballet La consagración de la primavera, una de las obras claves del siglo.

El escándalo por la música salvaje de esta obra fue enorme y casi destruyen el teatro de los Campos Elíseos ya que muchos sólo vieron en la obra un caos insoportable; así lo cuenta un cronista: "un joven estaba sentado detrás de mí. Empezó desde el principio a golpearme la cabeza con el puño cerrado siguiendo el compás. Y yo, por mi parte, estaba asimismo tan excitado, que no me di cuenta de los golpes hasta el cabo de un rato. Cuando se encendieron las luces de la sala empezó una batalla campal en toda regla, en la que incluso tomaron parte las damas. Se concertaron varios duelos que al día siguiente se llevaron a efecto…", mientras que una espectadora relata: "con la música y la danza empezaron los silbidos. Los partidarios aplaudieron. No podíamos escuchar nada en absoluto… un hombre del palco contiguo no hacía más que blandir su bastón y se enzarzó en un violento altercado con un entusiasta del palco de al lado: el bastón aplastó la chistera que el otro acababa de ponerse". El empresario encendía y apagaba las luces intentando disuadir a unos y a otros de su enfrentamiento, y por si acaso, avisaba a la policía. El compositor abandonaba la sala y se refugiaba entre bastidores. Después del alboroto, los protagonistas principales de esta historia -Stravinski, Diaguilev, Nijinski, Cocteau,…- se sintieron "excitados, furiosos, hartos y …felices", según cuenta el compositor. "Exactamente lo que yo quería", dicen que afirmó el empresario. Sin embargo, un año después, ¡ el público aclamó la obra ¡

Un amigo suyo le pregunto en cierta ocasión qué recordaba con más nostalgia de su tierra natal. Stravinski contesto: "La violenta primavera rusa, que parecía comenzar en una hora y era como si todo el mundo se resquebrajase. Ese fue el acontecimiento más maravilloso de todos los años de mi niñez".

Poco después estalló la Revolución Rusa y a continuación la Primera guerra mundial. Stravinski abandonó su país y vivió en Francia y Suiza. Siempre estuvo preocupado por su salud, lo que se llama ser hipocondríaco; un ejemplo: en 1.934, poco después de que su hijo mayor, Theodore, tuviera que ser operado de apendicitis, Stravinsky se hizo extirpar su propio apéndice sano "como precaución". Y a continuación ordenó que hicieran lo mismo a sus otros tres hijos. A partir de 1.940 se traslada a EE.UU, ¡Hollywood!, aunque en realidad era un 'ciudadano del mundo'.

Su música pasó por una fase neoclásica (regreso al anterior estilo clásico) con obras como Pulcinella, aunque también compuso al estilo barroco e incluso jazz. También practicó el "serialismo" (componer a partir de las 12 notas de la escala puestas en un orden fijo). Al tiempo que componía, trabajaba como pianista virtuoso y director de orquesta por motivos económicos, aunque se ponía tan nervioso al actuar en público que una vez se olvidó de las notas de su propia composición. Otras obras suyas importantes son Juego de cartas, Historia de un Soldado y la Sinfonía de los Salmos. Murió en Nueva York en 1.971, y está enterrado en Venecia.

Como Bach en su época, Stravinski fue un compositor de síntesis de todas las músicas anteriores, y además se puede decir que reinventó la música. Nunca se dejó encasillar: creía en sus posibilidades, sin importarle las modas dominantes. Según sus palabras, "seguir un solo camino era retroceder".

Una última anécdota: Al final de uno de los ensayos de La consagración de la primavera, apareció con una corbata estridente. Algunos jóvenes compositores se acercaron y le dijeron con sorna: "que hermosa corbata, maestro". Stravinski contestó: "quien compone la más bella música del mundo tiene el derecho a usar las más hermosas corbatas".