Declaración de los Derechos del Hombre y del Ciudadano
Declaración aprobada por los miembros de la Asamblea Constituyente francesa del 17 al 26 de agosto de 1789.Compuesta por 17 articulos y un  preámbulo, pretendía constituir una declaración de principios de alcance o validez universal.

Resultaba, sin embargo, una obra burguesa, tanto en su concepción como en su destinatario. Influida por la Declaración de Indepedencia de los EEUU (4 de julio de 1776) y por el pensamiento filosófico del siglo XVIII, en su preámbulo señalaba  los derechos naturales del hombre, que aparecían definidos (art.2) como imprescriptibles y limitados a los derechos civiles, como el de la libertad individual, de pensamiento, de prensa y de credo.
Definida como derecho natural, la igualdad debía estar asegurada legislativa, judicial y fiscalmente por el Estado.Sin embargo, se admitía su imposibilidad a causa de la diferenciación de los individuos en función de su utlidad social y su capacidad intelectual.
La declaración remarcaba la transferencia de la soberanía del rey a la nación ( art.2) y la separación de poderes ( art.16).
 
 





Sin embargo, Olimpia de Gouges, militante y protagonista de la revolución, fue guillotinada por sus compañeros de lucha por publicar en 1791 en respuesta a la Declaración de los Derechos del Hombre y el Ciudadano (1789), la Declaración de los Derechos de la Mujer y de la Ciudadana, en la que Gouges reivindicaba la igualdad de derechos de las mujeres.

En 1793, se redactó una nueva Declaración de Derechos del Hombre y del Ciudadano, precediendo a la constitución francesa del 24 de junio de ese año. Compuesta por 35 artículos, reconocía la propiedad como dwerecho natural del hombre, estableciendo la mayor importancia de los los derechos individuales sobre los sociales. Bastante más democrática que la de 1789, esta declaración prohibía la esclavitud y señalaba como deber el derecho a sublevarse contra la tiranía.

Una nueva Declaración de Derechos del Hombre y el Ciudadano precedió en 1795 a la constitución francesa del año III. Más parecida a la de 1789 que a la de 1793, pretendía evitar, sin embargo, la posibilidad de instauración de una democracia social. Condenaba la esclavitud y confirmaba la libertad económica.