La Teoría Política moderna.



La teoría moderna del Derecho Natural explica su auge y desarrollo en función de elementos filosóficos e históricos.
 

Desde el punto de vista filosófico, el Derecho Natural surge de la aplicación del método científico y  se orienta a la búsqueda de una nueva construcción teórica para explicar y justificar la realidad. Así como la razón científica  ha diseñado la Naturaleza y su sistema legal, igualmente puede llevar a cabo la misma tarea en lo que se refiere a la comunidad humana: establecer sus elementos y determinar toda la trama legal que la rige.
 

La racionalidad es una de las características de la moderna teoría política. Desde  esta pespectiva la idea de contrato social aparece como elemento constitutuvo de la realidad política: el contrato no es algo meramente declarativo, sino el establecimiento de un vínculo duradero que partiende de la voluntad de los individuos constituyen la justificación del poder y de su ejercicio. Idea que, a su vez, supone la distinción entre  condición natural y condición social; donde la condición natural más que un supuesto histórico viene a ser un supuesto lógico que justifica el tipo de poder.
 

El Estado, afirma Hobbes, nace de las exigencias de la razón, cuando ésta calcula las posibilidades y ventajas que tiene el salir de la condición natural y renunciar con ello a la libertad y poder que tiene cada individuo ya que en ese estado natural todos los individuos son iguales. Y es precisamente esta igualdad en lo que se refiere a la libertad y al poder lo que hace nacer un enfrentamiento o guerra entre todos: "el hombre es un lobo para el hombre". Y de ahí la necesidad del Estado como un instrumento que al asumir los derechos garantiza la paz y la concordia entre los individuos
 

Esta razón que ha diseñado y justificado el Estado es una razón secular y autónoma. Y el Derecho Natural es la creación de una razón que se apoya únicamente en sí misma que ha roto con la tradición y la autoridad y hace tabla rasa de ellas. Es el equivalente de esa razón cartesiana que en su búsqueda de la certeza necesitaba igualmente apoyase en ella misma y determinar su procedimiento. Idea que seguirá vigente en la Ilustración: el hombre será libre cuando se atreva a romper con todos los lazos que le decían cómo pensar, cómo actúar,.... El hombre sólo será libre cuando utilice de forma (auto)crítica su razón (Kant) y este uso requiere determinar su naturaleza, posibilidades y límites en lo que se refiere a lo que puede conocer, lo que puede hacer y lo que puede esperar.
 

Desde el punto de vista histórico, igualmente se explica el auge de la teoría del Derecho Natural por su vinculación a los acontecimientos históricos que tiene lugar en Europa en los siglos XVII y XVIII: la división de Europa y las guerras de religión (como consecuencia de la irrupción y difusión de la Reforma),  ponen de manifiesto la necesidad de un derecho neutro, asentado sobre bases confesionales (esto es, por encima de las diferencias de creencias). Se ponen las bases de una fundamentación no religiosa del Estado y comienza a aparecer el Estado moderno, una institución que se justifica por la voluntad de los individuos y que cuenta con un instrumento por encima de las diferencias religiosas, ideológicas,.... Instrumento que invalida cualquier pretensión por parte de un grupo o sector de privilegios. Esto sirve para que el príncipe justifique su posición y concentración de poder frente a todos los estamentos sociales: de modo especial  frente ala aristocracia, que basándose en la tradición  quería mantener sus antiguos privilegios vestigios del antiguo feudalimo.E igualmente para el nacimiento de la idea de individuo como sujeto de derechos (las primeras formulaciones sobre los derechos del hombre la encontramos en esta época.
 

Determinada la voluntad de los individuos como base de la existencia del Estado, la teoría va evolucionando de formas del ejercicio de esa voluntad en términos absolutos hasta aquellas formas que introducen limitaciones con respecto a ese ejercicio del poder. Formas que tienen una correspondencia histórica: monarquías absolutas,..... monarquías parlamentarias. Pero en última instancia, será esa voluntad donde radique la existencia del Estado: al individuo le queda el derecho a la resistencia como garantía para que el Estado se oriente según esa expresión y consiga los logros para los que ha sido constituido.
 

Ir página principal.