Energía de reacción.

En una reacción química el contenido energético de los productos es, en general , diferente del correspondiente a los reactivos. Este defecto o exceso de enrgía es el que se pone en juego en la reacción.
La energía desprendida o absorbida puede ser en forma de energía luminosa, eléctrica, mecánica, etc.. pero habitualmente se manifiesta en forma de calor. El calor intercambiado en una reacción química se llama calor de reacción y tiene un valor característico para cada reacción. Las reacciones pueden entonces clasificarse en exotérmicas o endotérmicas, según que haya desprendimiento o absorción de calor.
diagrama.gif - 94,36 K

C (s) + O2 (g) ® CO2 + 393 kJ; exotérmica

N2 (g) + O2 (g) ® 2 NO (g) - 180,7 kJ; endotrémica;

Las ecuaciones químicas en las que se especifica el cambio térmico, se llaman ecuaciones termoquímicas. Cada calor de reacción corresponde al número de moles que indica la ecuación y para el estado físico de las sustancias señalado.

El cambio en la naturaleza de las sustancias que participan en la reacción va acompañado de una rotura de enlaces, formación de otros, y como consecuencia existe una variación del contenido energético de cada una de las sustancias químicas que intervienen en la reacción.

Calor

Criterio de signos para el calor Cuando existe una diferencia de temperatura entre un sistema y sus alrededores, la energía puede ser transferida en forma de calor Q. El calor es una forma de energía en tránsito, no pudiendose afirmar que un sistema posee calor sino que cede o absorbe calor. Al calor agregado al sistema se le asigna signo positivo, mientras que al calor cedido por el sistema se le asigna signo negativo.

Trabajo

Criterio de signos para el calor Si existe una diferencia en el estado de movimiento, la energía puede transferirse en forma de trabajo, W. Al trabajo realizado por un sistema se le asigna signo positivo, mientras que al trabajo recibido por un sistema se le asigna signo negativo.

Trabajo de expansión.

Sea una sustancia gaseosoa contenida en un cilindro de sección recta, provisto de un embolo que ajusta herméticamente. Si la presión que se ejrce sobre él es P, la fuerza total que actua sobre el émbolo es igual a F=P·S.
Supongamos que la sustancia contenida en el cilindro experimenta una expansión, desplazándose el émbolo una distancia Dx, el trabajo mecánico efectuado por el sistema contra la presión exterior será igual al producto de la fuerza por el desplazamiento.

W = P·S·Dx = P·DV

Página Anterior Página Siguiente