LA QUÍMICA DE LOS GASES

 

 

  Joseph Black

Henry Cavendish

Joseph Priestley

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Uno de los principales motores del desarrollo de la Química en el siglo XVIII fue el interés por el aire en particular y por los gases en general. Surge así lo que se denomina Química Neumática que permitió desvelar el misterio de la composición del aire, así como el descubrimiento de sustancias gaseosas sumamente importantes.

El aire había sido considerado como un elemento químico hasta la época moderna. Se le consideraba homogéneo e inerte, o sea, que no participaba en las reacciones químicas, premisa en la que se fundamenta la teoría del flogisto.

Todos los gases conocidos hasta entonces eran "aires" ya que se suponía que el aire podía estar contaminado por vapores y olores que lo impurificaban temporalmente.

En el siglo XVIII los gases pasan a tener una entidad propia y diferenciada, como los sólidos y los líquidos, y planteaban su desafío a los químicos. Muchos de ellos dedicaron sus esfuerzos a dilucidarlos.

Lámina que recoge material de laboratorio empleado por Priestley (identificar el nombre)

Universidad de Pennsylvania. SCETI. Simith Collection

EL DESCUBRIMIENTO DEL DIÓXIDO DE CARBONO (CO2)

Joseph Black (1728-1799)

El asalto definitivo al conocimiento de los gases fue emprendido por J. Black, médico escocés,  al descubrir el anhídrido carbónico (dióxido de carbono). Black estaba estudiando las posibilidades del bicarbonato de magnesio para neutralizar el exceso de acidez en el estómago. Comprobó que se liberaba una sustancia gaseosa cuando dicha sustancia se ponía en contacto con ácido vitriólico (ácido sulfúrico). Se le llamó "aire fijo", ya que parecía que se encontraba fijo en el bicarbonato en forma sólida. Black demostraría más tarde la presencia del "aire fijo" en los productos de la fermentación y en el aire espirado.

El descubrimiento contradecía todas las creencias sobre la inercia del aire y se abría con ello la sospecha de que en muchas reacciones se liberasen sustancias  gaseosas.

 

 

LA CARACTERIZACIÓN DEL HIDRÓGENO Y EL DESCUBRIMIENTO DEL NITRÓGENO

Henry Cavendish (1731-1810)

 

Aunque el hidrógeno ya fue obtenido por Boyle y por otros químicos, nadie lo había caracterizado ni probado su individualidad. Se conocía que podía obtenerse hidrógeno por la acción de un ácido sobre un metal, reacción que utilizó Cavendish para determinar el peso específico del hidrógeno.

El nitrógeno es más que probable que fuese encontrado independientemente  por tres  científicos, y por métodos científicos: Daniel Rutherford (1749-1819), discípulo de Black, Scheele  y Cavendish. Ninguno de ellos hizo públicos sus resultados. Los tres coincidieron al evaluar de forma bastante aproximada la proporción de nitrógeno en el aire, aunque avanzaron poco en la comprensión de su naturaleza.

 

EL DESCUBRIMIENTO DEL OXÍGENO

Carl Wilhelm Scheele (1742-1786)

Joseph Priestley (1733-1804)

 

Pese a las reivindicaciones que hubo en su momento, no cabe duda que fue Schelle el primero que caracterizó al oxígeno entre 1770 y 1773. Mediante el calentamiento de óxido de mercurio, carbonato de plata y otras sustancias, Scheele recogió un gas, al que inicialmente llamó "aire vitriólico", caracterizado por ser inodoro e insípido y, sobre todo, por alimentar la combustión de forma más activa que el aire ordinario. Scheele también descubrió el cloro, el molibdeno y el tungsteno.

En la misma época, Priestley da a conocer sus resultados sobre el mismo gas. Muy habilidoso para el trabajo de laboratorio, en especial para con los gases, caracterizó un número mayor que ningún otro químico en su tiempo. Entres otros: el óxido nítrico, el monóxido de carbono, el dióxido de azufre y el amoniaco. El descubrimiento del oxígeno por parte de Priestley se gestó hacia 1774. También utilizó el óxido de mercurio como sustancia de partida.

 

 

[Inicio  | La Química en el siglo XVIII  | Teoría del flogisto  |  El concepto de elemento químico  |   

[ Lavoisier | Ley de conservación de la masa]