Usted está aquí

Podemos introducir a los estudiantes en la investigación en matemáticas desde niveles educativos bajos. Un ejemplo

Enlace de descarga: 
Resumen: 

Las condiciones de la educación han cambiado en la recién constituida sociedad de la información, produciendo un desajuste en la misma, tradicionalmente conservadora de los objetivos, contenidos y métodos, al disociar el mundo de los intereses de los alumnos y de la sociedad de los procesos educativos realizados en las aulas. Este desajuste se va ahondando cada vez con más rapidez y profundidad por este retraso en la adaptación en la educación, adaptación que debería lograr el mismo nivel que en otras actividades humanas. En este proceso cabe interrogarse sobre qué cambios en los objetivos, contenidos y secuenciación pueden producir beneficio en los procesos de aprendizaje (Cabezas y Roanes, 2000).

Por otra parte, la matematización de todas las ciencias, incluidas las llamadas humanas y sociales entre las que podemos incluir la Economía, plantea problemas en los estudios al afectar a alumnos que pueden tener dificultades, por diversas razones, para construir “el edificio” matemático necesario en su formación.

Por todo ello, debemos plantearnos un nuevo enfoque en la educación matemática, dirigido hacia la investigación y el descubrimiento, con el fin de dar una respuesta eficaz a los problemas señalados anteriormente.

En este trabajo presentamos un ejemplo de cómo llevar a la práctica esta idea; para ello haremos uso de un parámetro estadístico poco habitual como es el del inverso del coeficiente de variación.