La Época Contemporánea
Introducción
La Revolución
España en el s. XIX
España en el s. XX
España es una Monarquía
El Estado Español
La Comunidades Autónomas
La Convivencia
La Población
La Unión Europea
Autoevaluación
Soluciones
La Revolución Industrial

La revolución industrial es un conjunto de profundos cambios técnicos y económicos que modificaron la forma de trabajar y de vivir de muchas personas.

Los primeros cambios se dieron en Inglaterra en el siglo XVIII y luego se extendieron por Europa a lo largo del siglo XIX.

La industria y los transportes

En el siglo XVIII el inglés James Watt inventó la máquina de vapor, que utilizaba la energía del vapor de agua para mover otras máquinas. Este invento se aplicó a la industria, y los talleres artesanales fueron desapareciendo. Los productos eran más baratos porque se hacían en gran cantidad, dividiendo el trabajo entre los obreros.

 Al ser más baratos, los productos estaban al alcance de más clientes, y los negocios prosperaron.

Este sistema de producción se extendió a otras industrias, y poco a poco los talleres artesanales fueron desapareciendo.La máquina de vapor también se usó en los transportes y se fabricaron las primeras locomotoras de vapor. A lo largo del siglo XIX, Europa se cubrió de líneas de ferrocarril que facilitaron el comercio internacional.

 

La Agricultura

En esta época mejoró también la agricultura. Se desarrollaron máquinas para trabajar la tierra y se empezaron a utilizar los abonos químicos.Con estos y otros avances se producían más alimentos, y fueron desapareciendo las grandes épocas de hambre y mortandad provocadas por las malas cosechas.

 

La sociedad

El grupo social más rico y poderoso era la burguesía. Este grupo estaba formado por hombres de negocios, comerciantes y profesionales, que eran los dueños de las fábricas y los medios de transporte.

Muchos campesinos emigraron a las ciudades para trabajar en las fábricas, y se convirtieron en obreros. Su vida era muy dura: trabajaban muchas horas con sueldos muy bajos y vivían en barrios insanos sin agua ni alcantarillado. Los niños también trabajaban, con un salario menor.

Los obreros formaron asociaciones llamadas sindicatos para defender sus derechos frente a los patronos, que eran los dueños de las fábricas.