Emma Darwin (1.808/1.896)

Vuelta al menú Vuelta a Londres

Hija de su tío Josiah Wedgwood, ocupó un lugar relevante en la culminación de la obra de Charles Darwin con su apoyo.

"Cuando Darwin se planteó si se casaba o no, se escribió a sí mismo en un trozo de papel:"Sólo imagínate a ti mismo con una mujer dulce, agradable, en un sofá con un buen fuego, con libros y quizás música -compara esto con la sombría realidad de la calle Gt. Malboro (donde se hospedaba). Cásate-cásate-cásate."

Con el espíritu sincero de autocrítica que en él era característico escibe al final de su vida sobre ella, que le sobrevivió catorce años:"Su bondad, llena de comprensión hacia mí, fue inalterable, y soportaba con la mayor paciencia mis eternas quejas sobre el malestar y las incomodidades... Me admira el haber tenido la inmensa suerte de que ella, una persona que por sus cualidades morales era infinitamente superior a mí, aceptase ser mi mujer. Durante mi vida, que sin ella hubiera sido en muchas épocas desgraciada y quejumbrosa por las enfermedades, fue para mí un sabio consejero y un consuelo alegre.


Vuelta al menú Vuelta a Londres