Rayos X


Las primeras imágenes de Rayos X fueron obtenidas por azar por Wilhelm Röntgen en 1865. Röntgen era catedrático de física en la Universidad de Würzsbug (Alemania). Estudiaba los rayos catódicos, y para ver la fosforescencia que producían en una pantalla cubierta de sal de bario, oscureció el laboratorio, ya que era parcialmente ciego al color. En el laboratorio totalmente oscurecido descubrió que una pantalla cercana en la que un estudiante había escrito la letra A con sal de bario, destellaba. Se quedó atónito, los rayos catódicos no podían haber recorrido la distancia que había del tubo al papel.

Experimentos posteriores revelaron que esa luz la causaba algo que salía del tubo y era más penetrante que los rayos catódicos. Comprobó como esa luz atravesaba un naipe, un libro, pero la gran sorpresa vinó cuando al poner un trozo de plomo en el camino de los rayos no vió sólo la oscura sombra del objeto, sino además otra más débil, con la forma de su pulgar y el otro dedo. Esa sombra perfilaba los huesos de la mano.Röntgen denominó a esta nueva radiación desconocida , Rayos X.

Las primeras imágenes que tomó fueron de su escopeta de caza, en la que descubrió un defecto en el metal del cañón, y la mano izquierda de su mujer, Bertha,a la que expusó 15 min a la radiación de rayos X con un nivel que sobrepasa hoy en día el aconsejado. En esta primera radiografía se observa el anillo que llevaba Bertha en el momento de hacerle la radiografía.

Cuando publicó sus descubrimientos todos los científicos se pusieron a examinar el nuevo fenómeno encontrando rápidamente sus aplicaciones. En 1901 se le otorgó el primero de los recien inaugurados premios Nobel, siendo el primer nobel de Física.

En 1912 se descubrió que la naturaleza de los rayos X era electromagnética. Las aplicaciones de estos rayos fueron enormes, desde los Ingenieros que lo usaban para descubrir fallos en piezas metálicas, hasta sus aplicaciones en medicina.

Un mes despues del descubrimiento de los rayos X los cirujanos europeos daban ya múltiples usos a los rayos X en el diagnóstico. La más singular de las aplicaciones fue el intento, descrito por el Colegio de Médicos y Cirujanos de la ciudad de Nueva York, de " reflejar los diagramas anátomicos directamente en los cerebros de los estudiantes, de forma que se produzca una impresión mucho más persistente que mediante los métodos ordinarios de aprendizaje".